¿Hacia dónde vas?

Por Elizabeth Vargas

Desde niños pensamos en el futuro que nos espera y nos llenamos de ilusiones.  Pero llega el momento en que nos damos cuenta que como dice el pensamiento “para alcanzar la rosa hay que escalar las espinas”.  Lo que significa que puedes ir tras los sueños de Dios para tu vida, pero el proceso no necesariamente va a ser como lo esperas o piensas en tu razonamiento humano.

El ministro y autor David Greco comparte en su libro Renuévame el siguiente pensamiento: —

Si está pasando por una situación imposible, Dios está listo para hacer un pacto con usted. El primer paso que debe dar es abandonar todo plan, todo diseño, toda esperanza puesta en su conocimiento, amistades, familia, recursos. El que se abandona en los brazos de ‘El Shaddai’ [Dios], quedará totalmente satisfecho. Él será el arquitecto y constructor de su salida, de la solución. Mientras tanto, deberá quedarse a esperar que Él comience la construcción“.

Entonces, te pregunto: ¿hacia dónde vas?  ¿esa dirección te lleva a cumplir el propósito de Dios? o ¿sientes que no tienes dirección? ¿qué tienes en tus manos? ¿a quién llevas contigo? La palabra dice que encomiendes a Dios tu camino, que confíes en Él y Él hará.  Confiar no es fácil porque implica ceder el control al Señor, abandonarnos en sus manos.  En ocasiones, también significa dejar la zona de conformidad, lo que nos rodea, lo que nos da seguridad.

Sin embargo, la Biblia establece que Dios te hará entender el camino por el que debes andar y que el Señor fijará sus ojos sobre ti. ¿Cómo sabes si estás en la vereda correcta? A pesar de lo que esté sucediendo a tu alrededor y que las circunstancias no sean humanamente positivas o razonables vas a sentir paz en tu corazón. Te dejo con esta promesa:

El Señor te guiará siempre; te saciará en tierras resecas, y fortalecerá tus huesos. Serás como jardín bien regado, como manantial cuyas aguas no se agotan” (Isaías 58:11 NVI).

Finalmente, la palabra establece en el Salmo 135:6: “Todo lo que Dios quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos“. El Señor tiene todo el poder para suplir tus necesidades, para guiar tu vida a puerto seguro.  Así que, ¿vas a seguir tu camino basado en lo que crees “mejor” o quieres que Dios cumpla su plan para tu vida? La decisión es tuya, dime: ¿hacia dónde vas?

4 comentarios en “¿Hacia dónde vas?

  1. Que bonito artículo Elizabeth! Debemos tener siempre la mente, el corazón, el cuerpo, y el ánimo puesto en el Señor. Buscar enamorarnos perdidamente de Su suprema Personalidad, y dejarnos llevar por Su misericordia sin límites hacia ese lugar donde Su inteligencia, que es la fuente de toda inteligencia quiere que le sirvamos.

  2. Como lo malo ni lo bueno existen, todo lo que sucede es Dios, todo lo que existe es Dios, por tanto, si creemos que nos sucede algo “malo” hay que aceptarlo y dejarlo hacer, dejarlo ser como queremos que nos dejen ser, y todo seguirá su curso pero, lo mejor, nos fortaleceremos con aquello que creemos “negativo”.
    Nada negativo existe porque todo simplemente ES porque todo es Dios.

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s