El reto del sucesor

Por Elizabeth Vargas

El reto de suceder a un gran líder es uno de los temas que plantea el capítulo 1 del libro de Josué.  El mismo inicia con un mandato de Dios en el que le dice a Josué que se levante para que conquiste la tierra que les había dado.  Lo que implica que demandaba acción.  Había una promesa de Dios de entregarle al pueblo de Israel todo lo que pisaran con la planta de sus pies.

Sin embargo, a pesar de las promesas, ocurría algo singular. Había un cambio de líder, quizás Josué podía sentirse algo intimidado al tratar de llenar los zapatos de Moisés [sucederlo].  Así que la palabra de parte de Dios era fundamental para que él entendiera que así como estuvo con Moisés estaría con él si cumplía con lo que le tocaba. Dios quería que Josué entendiera que ya no estaba Moisés, que no podía seguir mirando el pasado y que le tocaba asumir el liderato.  En muchas ocasiones nos toca tomar las riendas de un ministerio, un trabajo u organización y enfrentamos el gran reto de suceder a la persona que estaba.  Podemos experimentar temores, iniciar comparaciones e inclusive mirar siempre al pasado porque para muchos eso que ocurrió fue mejor.  Pero es hora de que asumas el reto que Dios ha puesto en tus manos y dejes de mirar quién estuvo antes de ti.  Es momento de confiar en el que te llamó y te da las herramientas para enfrentar el desafío.

Este capítulo 1 de Josué siempre me ha gustado porque demuestra la fidelidad de Dios y su cubertura, “Nadie te podrá hacer frente…, estaré contigo, no te dejaré ni te desampararé”.  Así como Moisés, Josué y el pueblo de Israel lo experimentaron, yo lo he vivido en cada proceso de mi existencia. El cuidado del Señor está ahí, aún cuando todo parece contrario y en ocasiones podamos sentir temor e incertidumbre al porvenir. El Dios que te llamó es el que te respaldará.
Es importante destacar que Dios hace lo que le toca, pero nosotros debemos poner por obra lo que nos corresponde. Es por eso que le dice a Josué que se esfuerce y sea valiente, que cuide de hacer conforme a lo que establece la palabra, y nuevamente le da promesa: si cumples con guardar la palabra verás prosperar tus caminos y todo te saldrá bien. Esa promesa permanece vigente para cada uno de nosotros.
Es interesante como el pueblo de Israel respaldó a Josué, pero le advierte que lo harán solamente si Dios está con Él.  Asimismo, el Señor nos honrará y seremos líderes influyentes si guardamos la palabra de Dios.  Cuando cumplimos con el llamado del Señor, Él se encarga de ponernos en gracia con los demás y nos permite influenciar positivamente al grupo frente al cual nos ha puesto.
No te compares, subestimes ni menosprecies tus talentos. No busques más excusas, Dios te ha dado las herramientas y la capacidad para conquistar la tierra que quiere entregarte, es momento de actuar, no mires atrás, si Él está contigo, no hay porqué temer.
¿Estás listo(a) para asumir tu liderato?

2 comentarios en “El reto del sucesor

  1. Esa es una tremenda realidad, a veces estamos acostumbrados a ser “la eterna mano derecha” pero nos da pánico el tomar las riendas de la situación.

    El punto en cuestión es el siguiente ¿Nos ha llamado DIOS? Si es así,pues seamos como Josué, valientes y esforzados, no hay por qué temer ya que contaremos con El Respaldo de DIOS, y si tenemos ese Respaldo ¿Por qué habremos de temer?

    Bendiciones

  2. Pingback: Una prostituta usada por Dios | ¡UNA NUEVA GENERACIÓN!

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s