De mañana te buscaré

Por Elizabeth Vargas Portorreal
De República Dominicana, San Francisco De Macorís

Escucha, oh Jehová, mis palabras; Considera mi gemir. Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, Porque a ti oraré. Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. Salmo 5: 1-3

Iniciamos una semana mucha veces con una agenda súper apretada tanto así que no sabemos si anotamos en ella un espacio para el Señor. Lo digo en el sentido de leer la palabra de DIOS (la Biblia), leer un libro relacionado y orar. Y una de las cosas más linda es conversar con el Espíritu Santo. Vamos te animo que hoy inicies un día lleno de expectativas y que busques sentir su presencia. Es bello estar en su presencia, una vez estoy en ese tiempo no quiero salir.

Hay promesas de parte de Dios para cada uno de nosotros, lo vemos en Isaías 42:1: “He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones”.

No es un requisito ni un protocolo buscarlo solo en las mañana, pero es un acto de reverencia buscarlo en el secreto. Es en medio de esa intimidad que puedes conseguir que Él sea tu guía todo el día. Es fundamental que le hables y le permitas ser parte de tu día y de tu vida. Abre tu corazón al Espíritu Santo de DIOS y ¡HAZLO PARTE DE TI!

Dios, Dios mío eres tú; De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas, Para ver tu poder y tu gloria, Así como te he mirado en el santuario. Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán. Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos. Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca, Cuando me acuerde de ti en mi lecho, Cuando medite en ti en las vigilias de la noche. Porque has sido mi socorro, Y así en la sombra de tus alas me regocijaré. Salmo 63: 1- 7

Un comentario en “De mañana te buscaré

  1. Realmente es bello estar en la presencia de Dios y lo más lindo es conversar con el Espíritu Santo especialmente en las mañanas, a primera hora de un nuevo amanecer. Él es mi guía de todo tiempo y en todo lugar. Mi refugio, mi fortaleza. Hermosa reflexión.Un abrazo. Dios bendiga vuestro servicio! Ma.EvaD

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s