Sacrificio de construir

Todos tenemos las herramientas, pero pocos hacen el sacrificio de construir.

Por Ángel Orta

Alguna vez has escuchado a una persona decir: Sé que tengo que comer menos y hacer ejercicios, pero “uff” ¡qué difícil y agotadores! O sé que es bueno estudiar y tener mi profesión, pero “uff” están complicadas todas esas clases. Asimismo pasa cuando se trata de escoger esa persona que quisiéramos que estuviera a nuestro lado.

Todos sabemos que es lo que queremos y que es lo mejor para nosotros, pero pocos se atreven a hacer el sacrificio de pasar por el proceso de capacitación que conlleva hacer una buena elección.  Ya que, a veces, es necesario mantenerse solo, analizándose uno mismo y corrigiendo ya sean conductas o tendencias que nos han hecho fracasar en relaciones pasadas.

No todas las personas saben sobrellevar bien el proceso de la soledad, ya que tienden a deseperarse por el eterno miedo a quedarse solos o simplemente piensan que solos no podrán salir adelante. Provocando de esa manera que la autoestima baje, llevándole así a escoger cualquier cosa.

Otros están encadenados a una dependencia emocional donde solo necesitan alguien que esté ahí, aunque te haga la vida imposible. Dice un famoso cantautor:

La soledad es como un suplicio ingenioso de la naturaleza, que hace que nos encontremos con nosotros mismos para valorar a los demás y que asimismo nos valoren… La soledad es un espejo que no miente…

Lo cierto es que todo en la vida conlleva un sacrificio, y más aún: paciencia y confianza. Debemos saber aprovechar las lecciones que día a día nos da la vida a base de los errores que cometemos y utilizarlas como herramientas para  más adelante no caer en lo mismo y no culpar a la humanidad. Cuando quizás el problema no son ellos, sino nosotros mismos.

También, es muy importante deshacernos de ese miedo e inseguridad que nos hace pensar que todo nos saldrá mal.  De la misma forma, es esencial evitar meterse dentro de una coraza protectora, donde piensas que nadie te hará daño, cuando la realidad del caso es que tomando una actitud así nos volvemos más suceptibles a los engaños.

Lo más importante: confía plenamente en Dios. Él te dará tanto las herramientas como la fortaleza para construir una vida plena y tranquila. Y de la misma manera, te brindará las fuerzas necesarias para levantarte si en el proceso vuelves a caer, ya que somos humanos, seres imperfectos en total depedencia de nuestro Creador.

Como dice esa maravillosa promesa de la Biblia:

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.              Isaías 41:10

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s