De frente a Goliat

Por Elizabeth Vargas

La vida no ha sido fácil, te has preparado para vencer, pero en el caminar has encontrado gigantes que quieren derrumbarte y sacarte de la carrera.  En ocasiones te has sentido solo(a), insignificante, desprotegido(a) y piensas que los demás no pueden ver cualidades en ti por lo que te han menospreciado.

Pues quiero decirte que lo más probable así se sintió el Rey David, claro antes de tomar su reinado. Su mismo padre no lo consideró cuando el profeta Samuel fue a buscar el ungido de Dios para reinar.  Pero el Señor le habló al Profeta y le dijo:

No te fijes en su apariencia ni en su elevada estatura, pues yo lo he rechazado. No se trata de lo que el hombre ve; pues el hombre se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón“. 1 Samuel 16:7

Dios no está pendiente a lo que vemos nosotros, Él profundiza y sabe lo que tu puedes dar, así como sabía que David tenía las cualidades necesarias.  David se estuvo preparando, su oficio como pastor de ovejas tal vez parecía insignificante, pero le dio las herramientas.  Dios lo escogió a pesar de su apariencia. Samuel lo ungió, pero ese paso era solamente el inicio de los grandes retos que le esperaban.

Uno de ellos era enfrentarse a Goliat. Un hombre que medía tres metros, pero no solamente era gigante, sino que también era un guerrero y como tal estaba preparado y protegido. Hacía alarde de su estatura y fuerza, era un burlón, denigraba al ejército de Israel.  Dice la Biblia que el pueblo de Israel perdió el ánimo y sintió miedo.  Así también, puede que estés viendo tus gigantes.  En tu corazón temes que no los podrás vencer y te has desanimado.

Sin embargo, te pregunto: ¿Cuál era el verdadero gigante?  En la vida de David, los gigantes fueron los obstáculos que se presentaron para impedir que se cumpliera el propósito de Dios en él.  Su padre no reconoció su potencial para ser ungido como Rey;  sus hermanos, que eran hombres de guerra, le cuestionaron y menospreciaron cuando decidió enfrentar al gigante;  el Rey Saúl dudó que él pudiera ir solo frente a Goliat y el gigante se burló de él.

No sé, cuáles son tus gigantes y cómo te sientes al tener que enfrentarlos. Tal vez, David pudo haber sentido temor, pero depositó su confianza en Dios y reconoció que no era con sus fuerzas.

Goliat gritaba: “¡Denme un hombre para que luche conmigo!“.  Asimismo, hay gigantes gritando en el mundo para que batallen con ellos. Y Dios había seleccionado un joven, tal como te ha elegido a ti.

Sí, tú tienes las herramientas, Dios te estuvo preparando, solo debes confiar e ir a la batalla.  En el caso de David, el Rey Saúl le dio ropas de guerra, pero esa vestimenta no le correspondía.  Así que, no te afanes por ir frente a tus gigantes con armaduras terrenales, simplemente ve con la piedra que Dios depositó en tus manos, pues la batalla es del Señor.

El tamaño del gigante, su experiencia guerrera y lo mucho que grite, no determina su éxito.  El poder del gigante es el que tú le das, no le asignes más valor del que realmente tiene, no te intimides porque Dios está contigo y Él peleará la batalla.  Si hoy estás frente a Goliat, no temas, ese gigante ya fue derrotado y la victoria es tuya.

¿Quién es tu Goliat? ¿Qué tienes en tu mano, cuáles son tus herramientas?

7 comentarios en “De frente a Goliat

  1. Hermosa reflexion Elizabeth, el mayor Gigante que todos enfrentamos y tenemos que vencer es a nosotros mismos, creer que Dios puede hacer grandes cosas atra vez de nuestras vidas.

    Saludos y exitos a tu vida, un gusto leerte…..🙂

    • Sergio bienvenido a mi otro blog, tienes mucha razón, a veces el mayor gigante que enfrentamos somos nosotros, pero tenemos que vencerlo para que se pueda cumplir el propósito de Dios en nuestras vidas. Muchas gracias por tus palabras, éxito también para ti!!!

  2. Pingback: ¡Tengo miedo, mejor dicho terror! « Más que vivir

  3. Es muy cierto là palabrà de dios dice k. no tenemos. Luchà contrà sangre y carne sino contrà principados ….. Pero jehova và adelante de mi y de nosotros …. Dtb fue de grànde bendicion de houstôn ,tx bendiciones

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s