Tu sueño aún vive

Por Raymond Alicano

Tu sueño aún vive, solo está esperando el momento de despertarse

En ocasiones tienes sueños, anhelos y pasiones en todas las áreas de tu vida. Cuando eras pequeño soñabas con ser doctor, bombero o policía; pero luego cuando fuiste creciendo, te inclinaste a otros intereses y ese sueño quedó en el pasado.   Pero, hay sueños que quedan en tu corazón y la pasión es tan fuerte que trabajas por ellos hasta verlos convertidos en realidad.

La Biblia relata en el libro de Marcos capítulo 5 la historia de Jairo, dice que éste tenía una hija (no relata si era hija única o tenías más hijos(as) y cabe mencionar que un hijo es una bendición) y esta joven estaba muy enferma, a punto de morir. Jairo fue donde Jesús porque él creía que el Señor podía hacer un milagro a favor de su hija. En esta historia la hija de Jairo son tus sueños. Jesús puede hacer que el sueño más anhelado de tu vida que está a punto de morir viva, solo tienes que confiar que Él tiene el control y trabaja contigo y por ti.

Sigue contando el relato bíblico “vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?” (v.35). En el caminar encontrarás personas que no les gustaría verte en la cima del éxito, dudaran de tus sueños, no creerán en tus potenciales o habilidades; pero hoy, ten ánimo y esas personas son solo el escalón para poder llegar al cumplimiento de tu sueño.

La historia bíblica dice que Jesús le dijo “La niña no está muerta, sino duerme” (v.39).  Tu sueño tiene un tiempo profético establecido para que lo veas realizado en tu vida.  Así como el sol tiene hora para salir, tiene la misma hora para esconderse, solo espera en el tiempo perfecto, el kairos “tiempo” de Dios. Jesús dijo “Niña, a ti te digo, levántate” (v.41).  Ten ánimo, lucha por tus sueños, aunque en momentos creas que es “imposible” verlos realidad.  Dios prometió que estaría contigo y si está contigo, no hay nadie ni nada que pueda robarte el cumplimiento de ese sueño. La Biblia dice  “porque nada hay imposible para Dios” (Lucas 1:37).

Sigue tus sueños, cree en ellos, y verás que cuando menos te lo esperes (si están en la perfecta voluntad de Dios) se harán realidad.

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s