Tras el sueño de Dios

Por Elizabeth Vargas

¿A quién no le gusta soñar? Y más si se trata de un sueño hermoso, sobre el futuro que queremos vivir.  Hoy te quiero decir que a Dios también le gusta soñar y tuvo un sueño muy especial contigo.  Sin duda, fuiste creado(a) con un propósito y es necesario que te dispongas y vayas tras el sueño de Dios.

El libro Génesis capítulo 37 nos relata la historia de los sueños que tuvo José.  En este caso, Dios le reveló lo que tendría para él.  Emocionado fue con sus hermanos y su padre, y la respuesta no fue la mejor.

José comenzó a ver que sus hermanos le aborrecían, su padre dudó del sueño y lo cuestionó.  O sea, las personas que más amaba fueron los primeros en despreciar lo que Dios tenía con José y no solamente pusieron en duda el que se pudiera cumplir, sino que se volvieron en los antagonistas de la historia, tratando de obstaculizar lo que el Señor quería hacer.  O al menos, eso ellos pensaron.  Pero no sabían que aún lo negativo que planificaron para su hermano, sería lo que Dios utilizaría para llevarlo a gobernar en Egipto.

No sé, cuál es el sueño que Dios pensó para ti, pero puede que en el proceso muchos hayan dudado, otros te han aborrecido, traicionado y tal vez, sientas que ya no puedes más.  Es importante que sepas que cuando Dios le mostró a José el sueño que tenía para él, no le dijo que antes de llegar a ser el gobernador de Egipto tendría que ser traicionado por sus hermanos, echado a una cisterna, vendido como esclavo.  Tampoco sabía que se le fabricaría un caso y sería acusado de hostigamiento sexual y menos que iría preso.

Me imagino un José experimentando múltiples emociones al ser rechazado y traicionado por su familia.  En el proceso también pudo sentir frustración, desesperación, pero a pesar de todos los sentimientos contrarios, José permaneció confiado en que Dios cumpliría su promesa.

O sea, que todo lo que estás pasando hoy te llevará al sueño que Dios tiene para ti.  No importa lo que estés viviendo, declaro que el sueño que Dios tiene para ti se cumple y que Él te fortalece mientras caminas para lograrlo.  Declara esta palabra en tu vida, hoy puede ser el primer día de iniciar el camino a tu sueño.  Hay bálsamo del Señor para tu vida, Él renueva tus fuerzas para que alcances lo que te prometió.

Isaías 55: 8 y 9 dice:

«Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos —afirma el Señor—. Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra! 

José llegó a gobernar en Egipto y Dios lo prosperó, pero tuvo que aprender a perdonar a todos los que lo habían herido, traicionado, lastimado.  Así que no permitas que los que te han lastimado te destruyan, dales tu perdón y disfruta de lo que Dios tiene para ti.  Si permaneces aferrado(a) al pasado y al sufrimiento no podrás tomar lo nuevo que el Señor ha diseñado.  No dejes que nada ni nadie te quite lo que ya es tuyo, comienza hoy, ve tras el sueño de Dios.

6 comentarios en “Tras el sueño de Dios

  1. Sumamente hermoso y sobre todo real, Dios tiene cosas grandes para cada uno de nosotros pero tenemos que ser fuertes para poder pasar ese camino que nos llevará a nuestro destino, el destino que Dios ha trazado para nosotros! Lo mejor es saber que despues del camino de espinas tendremos una gran recompensa es por eso que no debemos jamás darnos por vencido.

    • Me alegra que te haya gustado. Definitivamente, no podemos rendirnos porque después de la tempestad llegará el sol radiante y podremos reir de todo lo que nos ha tocado pasar para llegar hasta ver cumplido el sueño de Dios en nuestras vidas.

    • Valeria: me alegra que le haya gustado, muchas bendiciones también para ti. Bienvenida a este espacio y que se repitan las visitas y los comentarios.

  2. Pingback: ¿Hacia dónde vas? «

  3. Hay veces que la construcción de nuestros sueños responden a las expectativas que otros tienen de nosotros. Perseguir el sueño de Dios para nuestras vidas requiere que estemos dispuestos a renunciar a nuestros anhelos personales, al igual que lo hizo José, y aceptar el camino ya preparado “de antemano” por Dios para cada uno en particular. Ef.2:10

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s