El valor de los valores

Por  Eileen Filomeno

¿Cuándo fue la última vez que la sociedad dejó de incluir en sus compras los valores?  Ante los tiempos que nos enfrentamos me siento tan disgustada, triste y molesta con las actitudes de la sociedad y digo sociedad para no mencionar a nadie en específico, aunque sé que no todos caemos en este cajón maltrecho. Me indigna ver la televisión, leer los periódicos y hasta poder ver como se ha ido deteriorando el ingrediente más importante en la vida del ser humano: los valores.

Esos que a través de nuestra estadía en la tierra nuestros padres nos enseñan principios, los cuales introducimos muy adentro del corazón. Pero al parecer ya eso no está en nuestra lista de prioridades.
Y yo me pregunto ¿Qué puede enseñar una persona que no ha aprendido? ¿Cómo puede transmitir lo que nunca le transmitieron? Porque la realidad es que si buscamos un porqué para esta situación, encontraremos que a la mitad del camino, a la juventud actual se les dejó de inculcar ese regalo tan grande. Padres que decidieron dejar en manos de otros la enseñanza de sus hijos y permitieron que el ajoro de vida se interpusiera entre ellos, trayendo como consecuencia una revelación por parte de estos hijos.

Dicen que de tantos sucesos macabros uno se vuelve inmune a ellos, pero no, cada momento en que conozco un nuevo caso en donde vemos como familiares se atacan y se matan entre sí, mis sentimientos se afloran. Es triste, pero la realidad es que si seguimos por este camino tendremos un Puerto Rico lleno de tristeza y dolor. Recordemos que es deber de todos el interés por la ética y la moral de nuestro País, porque en nuestras manos está el futuro de la próxima generación. Pensemos si, ¿queremos una sociedad que disfrute de una buena salud mental? o si ¿queremos una sociedad en donde nos saquemos los ojos unos a otros?

Y pongamos en una balanza cuánto cuesta todo lo que compramos con dinero versus lo que podemos regalar sin gastar ni un centavo. Regalemos a nuestros hijos y familiares un poco de valor para que en un futuro tengamos la oportunidad de poder disfrutar de lo más hermoso que Dios creó: la familia.

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s