Cuando el “GPS” no traza la dirección correcta

Por Kevin Daniel Cruz Reyes
 
Martha, una chica que acababa de convertirse al cristianismo junto a su pareja, Carlos. Ambos con expectativas, pero sólo las de ella eran sinceras.  Sin embargo, cuando una relación no mira hacia la misma dirección, tiende a extraviarse durante el camino.

Ambos se conocieron, se gustaron, pero el “GPS” de su relación estaba en la dirección contraria, no tenía un camino trazado correctamente.  Martha es una chica que le gustan las cosas que tengan que ver con Dios y a pesar de que es muy corto el tiempo respecto a su entrada a la iglesia, ha sido marcada para siempre. Carlos, asistía los domingos, quizás uno que otro día más con tal de ver a Martha y se sentaba en la banca, pero como dicen por ahí: “el había entrado a la iglesia, pero la iglesia no había entrando en él”.

El muchacho comenzó a cambiar,  a mentir, a ser diferente, empezó a dejar de asistir a la iglesia, y ella aunque continuó asistiendo, poco a poco de tantas decepciones apartó su mirada de Dios y decidió tomar otro camino, decidió seguir su “GPS”, en vez de seguir el “GPS” de Dios.

Su relación se extravió durante el camino, ambos decidieron tomar sus caminos por rumbos separados, pero Martha aún siente en su corazón que Dios la está esperando. Ella asiste de vez en cuando a la iglesia, pero aún no se siente lista para volver a los caminos de Dios. Ella aún sigue herida, aunque ya ha pasado un año de lo sucedido. Martha sigue tratando de caminar la ruta que Dios ya le ha trazado, aunque se le haga difícil y le duela, ella sabe que no hay nada mejor que estar en la presencia del Padre.

En la Biblia nos dice: “El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia.” (1 Corintios: 13:7 – Nueva Traducción Viviente)

Enamórate de Dios, permítele que entre en tu corazón y que restaure tu vida, que sea Él quien trace el camino por el que debes andar.  Coloca en tu corazón el “GPS” de Dios y sigue las instrucciones para que cuando andes por las veredas más oscuras y para que cuando sientas que no haya una dirección por la cual puedas ver la luz, escuche su voz diciendo: “Dobla a la derecha, deténgase, reflexione, siga hacia adelante, cuidado una roca, no importa levántate y siga caminando, que pronto llegarás a la luz, si está en verde continúa a paso firme, si está en amarillo tome las debidas precauciones y continué si está firme o deténgase si está dudosa, y si está en rojo, detente y espera a que sea el momento indicado para continuar.” Bendecidos.

Leixa Rosario, colaboradora especial con la temática del escrito.

Un comentario en “Cuando el “GPS” no traza la dirección correcta

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s