Cuando te toca su paz

Por Eileen Filomeno

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.”                 -Juan 14

Despertamos todas las mañanas sólo pensando cuántas personas habrán matado durante la noche y aunque suena muy duro e inescrupuloso es nuestra realidad actual. Vivimos una crisis que nos ha arropado hasta el cuello y que nos mantiene llenos de incertidumbre, pues no sabemos cuando nos tocará experimentar en carne propia el dolor de perder a un familiar o peor aún que nuestros familiares puedan perdernos a nosotros. Anhelamos una paz que en muchas ocasiones la vemos lejana y dudosa, pero quizás nuestro error es buscar esa paz en donde no la hallaremos.

Todos aquellos que tenemos el privilegio de ser padres e hijos sabemos como nuestros papás nos protegen de todo mal desde que nacemos.  Cuando somos recién nacidos nos protegen de darnos golpes fuertes que puedan lastimarnos, cuando comenzamos a caminar sus pasos siempre acompañan los nuestros para que no vayamos a tropezar y cuando crecemos sus hombros siempre están abiertos para que podamos llorar cuando pensamos que todo ha acabado. Pues imagina si así es el amor de nuestros padres, ¡hay un amor mucho más sublime y comprometido con nosotros! Sí, el de nuestro Dios.

Dios es ese padre que puede darnos toda esa paz y tranquilidad que buscamos, pero su paz no se compara con la que pueda darte el mundo, su paz es certera y no es pasajera. Y no importa que todo parezca derrumbarse cuando tenemos su cubierta su paz se manifiesta en gran manera y aprendemos a confiar y esperar en Él. Sólo ríndete a sus pies y deja que sea Él quien guie tus pasos y los de tu familia, porque solamente en su camino podremos sobrellevar tan difícil momento que nos ha tocado vivir en este mundo. Te invito a que no desperdicies tu vida y comiences a experimentar la grandeza de tener el mejor seguro en nuestros hogares y la mejor protección en las calles de un país que está lleno multiples sistemas para proveer seguridad, pero falta del verdadero sistema que puede llenarte cuando te toca su paz, Dios.

¿Qué piensas del tema?, ¿Cuál es tu opinión? Comenta aquí...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s